Y después del parto ¿ qué…?

Después de tener un hijo, ninguna pareja es la misma de antes, la paternidad implica cambios importantes en el estilo de vida, los sentimientos y la ideología de quienes la ejercen. Si bien el cambio es fuerte para ambos padres, las mujeres experimentan cambios hormonales que juegan un papel importante en su maternidad. En esta entrada hablare principalmente de los sentimientos que afectan a la madre en el periodo postparto.

“Debe considerase como post-parto todo el período que la madre necesita para recuperar la condición endocrina y nutricional que tenía antes de embarazarse y toda la etapa de transición en que el niño o niña es tan dependiente de la madre”.

Date tiempo de leer EL PERIODO POSTPARTO, Dra. Soledad Díaz Instituto Chileno de Medicina Reproductiva

Basados en la definición anterior, el puerperio puede durar unos meses o incluso años, pues el niño será dependiente de la madre por mucho tiempo y si a esto aunamos la lactancia “extendida”, los cambios nutricionales y hormonales tardaran más en desaparecer. El puerperio es un periodo difícil, a pesar de ya no estar embarazada, el vientre luce flácido y abultado, como si aún tuviéramos 5 meses de embarazo, empiezas a preguntarte si siempre lucirás igual y si seguirás sintiéndote atractiva. Recuerdo cuando me bañé en el hospital, me daba tanta risa ver que mi estómago parecía una bolsa vacía. La lactancia puede ser difícil sino tienes la información necesaria, comienzan las preguntas sobre si lo estamos haciendo correctamente, de esto hablo en otro post (Inicio de la lactancia). El bebé quiere leche cada hora y duerme menos de lo que esperábamos, en resumen te das cuenta que los bebés que nos muestran en las películas no son como los de la vida real. Estás cansada físicamente y por si fuera poco las opiniones comienzan a invadirte y te preguntas si estás haciendo un buen trabajo. Los cambios hormonales suelen causarnos cambios emocionales fuertes, es normal sentir una gran alegría por ver a nuestro hijo y enseguida romper en llanto porque sentimos que no sabemos lo que hacemos; es importante externar nuestros sentimientos, no reprimirlos pues así las personas que nos rodean podrían ayudarnos y en caso necesario, acudir con un profesional para apoyarnos y determinar si existe o no depresión post parto.

Recuerdo que cuando nació Aura yo me sentía bien, capaz y feliz; sin embargo, cuando pasaron los días hubo momentos en que de la nada me sentía mal, me ponía a llorar y sentía que no hacía bien mi tarea como mamá. Afortunadamente Andrés siempre estuvo a mi lado, desde el día cero me cuido, me dejaba descansar, incluso me proporcionó información y me alentó cuando pasamos por la primer crisis de lactancia. Apóyate  de quienes te rodean, forma tu tribu; y si tú eres el papá, trata de comprender a tu pareja,  está pasando por una serie de cambios fisiológicos que ni siquiera ella misma puede entender.

Como si fueran pocos los cambios emocionales, socialmente existen ideas sobre cómo debe vivir una mujer el puerperio: Debes taparte la espalda, no salgas a la calle, no cargues tanto al bebé, no camines, no te bañes diario,  no comas ciertos alimentos, etc. Personalmente, más allá de las indicaciones médicas,  creo que cada mujer debe vivir el puerperio como más lo desee, estar con tu bebé y hacer las actividades que te gusten pueden incluso ayudarte a sentirte mejor y superar esos cambios hormonales más fácilmente.

Así como disfrutaste del embarazo y del parto, es tu momento de disfrutar el puerperio, vívelo a tu manera.

Un día quien fuera mi  jefe en el trabajo me dijo “Cuando nazca la bebé automáticamente desaparecen los papás y todos preguntan nada más por el bebé”

El día que Nabyl nació en el hospital y en casa estuvieron mis suegros, mi cuñado, mis papás y mi hermano, todos felices y preocupados por Nabyl y por mí.

Con la llegada del nuevo miembro de la familia, todos, incluyendo a la mamá, están preocupados por el bebé y muchas veces no por la nueva mamá. Si bien es un cambio grande para ambos padres, el cuerpo de la madre ha tenido cambios sumamente importantes durante los últimos 9 meses, pasas de tener un enorme vientre con tu bebé dentro, a lucir como embarazada de 20 semanas, pero con el bebé en tus brazos y mucha gente alrededor. Los cambios hormonales que experimenta una mujer en el postparto son grandes y es normal experimentar sentimientos encontrados.

Imágen de cabecera tomada de mundomater.com

Compartir

Deja un comentario

Nombre
Correo electrónico
Web