Vamos a la playa II

Emprendemos un nuevo viaje a la playa, ahora nuestro destino es Huatulco, un municipio que se ubica en la región costa de Oaxaca. Por cierto es un lugar que previamente Eli y yo ya conocíamos, Nabyl aún se encontraba en el vientre de mamá en espera de crecer para salir.

En un post anterior Vamos la playa mencionábamos

“La edad recomendada para salir de viaje es a partir de los seis meses, pero no es un regla recuerden que cada niñ@ es diferente, lo importante es saber controlar los cambios de temperatura y no exponerla al sol durante tiempos muy prolongados, lo mismo con el frío”

Así mismo compartimos lo que consideramos indispensable, ahora haremos lo mismo pero Nabyl tiene ya 1 (un) año de edad.

¿Que llevamos para la bebé a la playa?

  • Bloqueador solar. Utilizamos para mi niña el mismo que usamos nosotros

Considerando que una semana antes de viajar le aplicamos el bloqueador para cercioramos que no presentara ninguna reacción.

  • Pañales sumergibles. Con sólo un paquete de estos pañales fue suficiente para una estancia de cinco días. Realmente utilizamos uno por día.
  • Pañales regulares. Mami aquí ya conoces a tu bebé y la frecuencia con la que le es requerido un cambio de pañal, es muy importante que si tu destino es la playa como en mi caso, mantengas los pañales en una temperatura regular y cerrados ya que pueden absorber un poco de la humedad.
  • Traje de baño. El traje que utilizamos para mi hija fue uno estilo surfista, que cubría casi todo su cuerpo, esto con la finalidad de protegerla lo más posible del sol. Ahora decidimos llevar dos trajes, aprendimos de la primera vez, dejar secar uno y de mientras utiliza el otro.
  • Tempra en gotas. Esto nada más para poder cubrir alguna pequeña fiebre que pudiera surgir.
  • Pomada para rozaduras. Como Nabyl días atrás presento un poco de rosaduras, decidimos llevar la pomada porque intuimos que con la arena y el calor esto podría agravar, pero la verdad no fue así. No estuvo por demas llevara.
  • Cepillo de dientes. Como Nabyl gracias al BLW ya come todo tipo de alimentos (bueno no todos) debemos mantener su higiene bucal.

Ahora bien, las vacaciones cambian radicalmente cuando el bebé va creciendo, como les contaba, Nabyl la vez pasada tenia 6 meses, ahora tiene un año y cacho. La atención y el cuidado que debes de tener es mayor.

Por ejemplo, mi hija se la pasaba corriendo por todo el hotel, subiendo, bajando, arrastrandose, “platicando” con los demás huespedes y un largo etc.

Personalmente nunca estuve tranquilo, porque desde que entró a la alberca o al mar, siempre se la quería pasar ahí, por eso había que estar alertas en todo momento. Teníamos que estar detrás de ella, intentar controlar su llanto cuando no entendíamos lo que quería decirnos, abandonar nuestro trago a la mitad, dejar de masticar el primer bocado del desayuno para comenzar a jugar, pedirle que no aviente la comida.

Que no se malentiendan mis palabras, disfrute mis vacaciones en  familia, Nabyl fue la que hizo de este viaje uno de los momentos más placenteros, ya que todo quería tocar para conocer y aprender.

Cuando llegaba a desesperarme me planteaba lo siguiente:

Andrés imagínate un lugar lleno de consolas de videojuegos, computadoras, tecnología por doquier (ese sería mi paraíso) ¿te quedarías sentado sin intentar tocar nada? o ¿te levantarías, correrías, gritarías y disfrutarías? Sí, la respuesta es… me comportaría como un niño.

Papá, mamá llenate de paciencia y amor, son niños, bebes.

Compartir

Deja un comentario

Nombre
Correo electrónico
Web