¿Dejar de trabajar para cuidar a mi bebé?

Cuando estaba por iniciar mi permiso por incapacidad en mi trabajo comenzaron a preguntarme “Vas a regresar?”

”No vayas a renunciar después” “Luego hay quienes renuncian y se quedan en sus casas, ¿para qué tanto estudio?”, yo seguía segura de que regresaría a mi empleo y Aura iría a una guardería apenas al mes de nacida ¡Cómo iba a dejar de trabajar y quedarme en casa!

Llegó el día, nuestra bebé nació, al fin la tuvimos en brazos, era tan frágil y tan pequeña. El primer mes de vida de Nabyl pasó muy rápido, ya casi era hora de regresar al trabajo, entonces mi corazón se detuvo, no quería dejarla sola.

Tomar la decisión de dejar de trabajar para cuidarla fue muy difícil, mentiría si dijera que no dude y que no pensé que abandonaría mi carrera si hacia eso, sin embargo, su papá me apoyó y escuchó mis inquietudes, entonces decidimos que yo dejaría mi trabajo solo unos meses, cuando Nabyl tuviera 4 meses yo regresaría a mi empleo.

Han pasado ya 6 meses desde que renuncié a mi empleo, el tiempo pasó muy rápido y no me arrepiento de dedicarle este tiempo a mi niña, soy feliz de amamantarla sin horarios, de salir a caminar y enseñarle lo que nos rodea, de presenciar cada uno de sus pequeños logros, de verla comer por sí sola, también de arrullarla y calmar su llanto cada que lo necesite, de cuidarla cuando se sienta mal, soy feliz siendo  mamá. Con esto no quiero decir que me siento mejor madre que aquellas que trabajan, soy hija de una madre trabajadora y nunca me sentí abandonada, lo que quiero decir es que no juzguemos a las madres que deciden quedarse en el hogar “sin trabajar”.

He tenido días difíciles en los que me he sentido juzgada por hacer esta pausa en mi vida laboral, en los que las personas insisten en que debo trabajar, que mi hija necesita ir a una guardería, que estoy abandonando mi carrera y que no tengo independencia económica, sin embargo, lejos de sentirme agredida, me siento agradecida de tener a mi lado a una pareja que se hace cargo de la economía y que me da esta oportunidad de pasar tiempo con nuestra hija.

Si estás en una situación como la mía, no te sientas mal por “no trabajar”, aprovecha cada momento, platica con tu pareja cuando te sientas sola, date tiempo a ti misma y sobre todo aprovecha cada momento que pases con tu hij@.

Compartir

Deja un comentario

Nombre
Correo electrónico
Web