Cólico del lactante

¿Te ha pasado que tu bebé llora inconsolablemente durante la tarde o noche, por un largo periodo y siempre a la misma hora? Cuando eso pasa normalmente la familia y conocidos nos dicen “tiene cólico” entonces entramos en estado de alerta y nos preguntamos ¿qué hago?

El cólico del lactante es definido por la AEP como un llanto intenso de al menos tres horas al día, tres días a la semana durante al menos tres semanas en un bebé sano y bien alimentado. Las causas del llamado cólico del lactante son diversas, se puede atribuir a que el lactante tiene un sistema digestivo inmaduro y por lo tanto la digestión de la leche le provoca gases, un mal agarre del bebé al pecho durante la lactancia que causa ingestión de aire; también se le atribuye a factores psicológicos como es la sobre estimulación del bebé y finalmente en algunas culturas se conoce  como “mal de ojo”.

Es importante también descartar una alergia a la proteína de leche de vaca o en caso de bebés alimentados con leche artificial, que ésta sea la adecuada para él.

La situación es muy frustrante pues aunque los padres hagamos de todo para consolar al pequeño, parece que nada resulta. Nosotros lo vivimos durante aproximadamente 2 meses, todos los días nuestra hija lloraba desde las 6pm hasta las 9 pm, papá al llegar de trabajo tenía que pasar horas consolándola, sé que resulta difícil creerlo los primeros días pero créeme que eso terminara antes de que te des cuenta, es solo cuestión de paciencia.

Imagina que eres un pequeño que apenas llegó al mundo, no sabes que es esa sensación de querer expulsar un gas, mucho menos como hacerlo, tampoco sabes que es todo eso que has vivido a lo largo del día, el teléfono sonando, un perro ladrando, la luz de día, el aire, todos son sensaciones nuevas y procesarlas al final del día puede resultar estresante. Algunos consejos que puedo darte para aliviar al bebé durante la también llamada “hora bruja” son:

-Evita estímulos para el bebé después de las 6pm, ellos son muy pequeños y lo que para nosotros puede resultar poco estimulante, para su cerebro es un exceso de información a procesar.

-Un baño caliente por la tarde-noche para relajar al pequeño.

-Revisar el agarre al pecho para evitar ingesta de aire.

-Masajes I Love You, o de bicicleta para ayudar a la digestión del alimento.

-Evita darle tés o remedios caseros, las infusiones son peligrosas para la salud de los lactantes y pueden traerles consecuencias graves.

-No auto medicar al bebé.

-Hacer piel con piel, es decir, coloca a tu bebé usando solo pañal sobre tu pecho desnudo, la compañía y el calor corporal lo ayudará a relajarse.

-Ruido blanco. Poner a tu pequeño cerca de la aspiradora, o hacer el típico sonido SHHH SHH puede ayudarlo a relajarse.

-Mucha paciencia y amor. Recuerda que cuando tu pequeño llora no es un berrinche, no sabe hablar y su forma de expresar su incomodidad es mediante el llanto.

Puedes consultar la siguiente fuente:

Cólicos en el bebé

Compartir

Deja un comentario

Nombre
Correo electrónico
Web